Header Ads

Una ley de intimidad del paciente que no aporta nada nuevo


La pasada semana se publicaba en el Boletín Oficial del Estado el nuevo "protocolo mediante el que se determinan pautas básicas destinadas a asegurar y proteger el derecho a la intimidad del paciente por los alumnos y residentes en Ciencias de la Salud".

Y adivina, no tiene ninguna novedad real. Las normas que aplica este documento ya forman parte del código deontológico que quien más, quien menos, aplica todo médico.

En resumen viene a decir que:
 • hay que respetar al paciente y su intimidad
 • el personal en formación debe ir identificado (sean estudiantes o residentes)
 • se restringe a un máximo de 5 estudiantes/residentes por paciente, ni 3 residentes/paciente
 • el paciente puede rechazar la presencia de estudiantes, no así la de residentes
 • el R1 no debe realizar actos sin supervisión, salvo urgencia vital
 • los hospitales deben tener un registro de todos los estudiantes

Si el Ministerio está realmente preocupado por la aglomeración de estudiantes en los centros hospitalarios, quizá debería limitar el número de nuevas facultades de Medicina o garantizar más rotaciones de los alumnos por centros de Atención Primaria, donde tendrían un mayor contacto con la Medicina generalista.

1 comentario:

  1. Cuando he leído eso de "quien más, quien menos, aplica todo médico", me parecía estar leyendo un artículo de ciencia ficción. El complejo de superioridad y la mala educación del 99% de los médicos les impide comportarse con el debido respeto por la intimidad y la dignidad del paciente, sabedores de que la persona enferma lo que quiere es curarse como sea, y ante ciertas dolencias, lo que menos se tiene en cuenta es si el médico es un sinvergüenza o no. Todos conocemos cientos de casos en los que se ha vulnerado la intimidad del paciente, muchos de ellos por la asistencia de estudiantes, con la típica excusa de "esto es un hospital universitario, es lo que hay". Afortunadamente esto está cambiando. La gente está más informada y protesta más y mejor.
    Ah, y eso de que el paciente no se puede negar a la presencia de residentes, lo dirá usted. Yo tengo otra teoría diametralmente opuesta. Con ustedes de poco suelen valer las palabras, ya que les cuesta trabajo aceptar que los trozos de carne hablen.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.

Con la tecnología de Blogger.