¡Nuevo!

Señales WiFi: la nueva alarma

"Pasó con los hornos de microondas, sucedió después con las líneas de alta tensión, todavía ocurre con los móviles y las antenas de telefonía, y empieza a darse con las conexiones Wi-Fi... A los que ya tenemos unos años, nos parece que la historia se repite desde hace treinta. Nuestros bisabuelos y tatarabuelos dirían que desde antes, porque ha habido muchos avances tecnológicos a los que se ha culpado de perjuicios que luego se ha demostrado que no causaban. Nadie niega que hay artefactos con efectos nocivos para la salud, algunos de los cuales utilizamos a diario, como el automóvil -sólo en España, 4.104 personas murieron en accidentes de tráfico el año pasado-, pero aquí hablo hoy de otra cosa, de las histerias injustificadas provocadas a veces por los periodistas a la caza de la noticia. De gente como aquéllos que, en los primeros tiempos del ferrocarril, advirtieron de que el humo de las máquinas a vapor iba a matar a los pájaros, las chispas iban a causar incendios y los pasajeros, a morir asfixiados por la velocidad."

Así comienza el artículo "Ondas de histeria" escrito en Magonia -blog de "El Correo Digital- por Luis Alfonso Gámez.

Desde luego un artículo imprescindible para perderle el miedo a la tecnología. Y es que a veces exageramos un poco cuando se trata de salud y mientras no queremos que los niños jueguen junto a las antenas de telefonía, no nos importa fumar en su presencia.

Sin duda el sensacionalismo explota nuestros temores y si algo tememos es perder la salud, pero no nos dejemos llevar por titulares baratos y científicamente reprochables. Es mejor mantenerse informado y contrastar la información que hacer el ridículo como le pasó a la BBC.



Aloe Vera: Ciencia y Mito Análisis de la evidencia
Un pulso a la Microbiología Charla en TED de Paul Ewald.
La Vacuna de la Gripe ¿es efectiva?.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.