¡Nuevo!

Trigo y Paja de la eSalud

Tenemos cientos de sistemas de HCE en el mercado, por ello la elección de uno que se ajuste a las necesidades de la práctica clínica puede resultar complicado, especialmente para pequeños grupos de profesionales que no tienen acceso a equipos de profesionales de las telecomunicaciones para adaptar los sistemas a sus necesidades. Con el final del plazo para optar a una subvención dentro del programa de estímulo económico puesto en marcha por la administración estadounidense de Barak Obama, cientos de pequeñas clínicas se están precipitando a la hora de elegir un sistema para digitalizar sus datos.


Aunque parece obvio que a largo plazo implantar este tipo de medidas será beneficioso, los estudios a día de hoy no muestran los resultados que se esperaban. Los principales fallos serían dos: los sistemas de HCE no son compatibles por usar estándares cerrados y por tanto no pueden compartir información, el desembolso económico inicial es alto y se está realizando sin tener en cuenta las necesidades reales de los sanitarios.


Sin embargo parece que hemos alcanzado ya el punto de no retorno y el impulso económico estadounidense ha hecho que el mercado del software sanitario se dispare. Y muchas veces sin reparar en los problemas, y gastos posteriores, que pueden derivarse de una mala elección. Frustración de los profesionales, disminución de la eficiencia, costes duplicados, errores de uso y en definitiva una situación peor a la de partida.


Una buena implementación de la HCE hace fácilmente accesibles los datos de los pacientes, incluye información actualizada al minuto de las últimas consultas así como de las pruebas y análisis, medicación actual y pasada, información sobre alergias y demás. El personal sanitario no debe verse obligado a perder el tiempo corriendo por los pasillos en busca de los resultados del último hemograma del paciente, está justo allí, accesible y detallada. Los archivos han de ser compartidos de forma sencilla entre servicios del propio centro, de la ciudad y de cualquier punto del país. Los farmacéuticos no tienen que llamar a la consulta para descifrar prescripciones ilegibles. El paciente puede revisar su último escáner lo puede consultar desde su casa y en caso de tener una duda consultarla online con su médico.


Un buen sistema de HCE nos proporciona una perspectiva única de los antecedentes personales de cada paciente, elaborada por todos aquellos especialistas que le han atendido. La información debería incluir notas de evolución, registro de constantes vitales, problemas, medicaciones, lista de inmunizaciones, antecedentes familiares, datos de laboratorio, pruebas complementarias y en definitiva todos los datos que conforman su historia como paciente.


Todavía es inusual, pero un buen sistema de HCE debería permitir al paciente incluir anotaciones personales así como una comunicación fluida con su médico de referencia (por lo general el de atención primaria). Un buen sistema de HCE debe permitir la prescripción electrónica, compartir datos con otros profesionales, garantizar la seguridad de la información y sobre todo, ser útil al paciente y al equipo de profesionales que le atenderá a lo largo de su vida.


Lamentablemente, un porcentaje abrumador de los sistemas que se han implantado hasta hoy en los 17 sistemas sanitarios de nuestro Sistema Nacional de Salud no son buenos, no son útiles y desde luego no mejoran sustancialmente la atención que reciben los pacientes o el trabajo de los profesionales que les atienden.

2 comentarios:

  1. Lamentablemente, un porcentaje abrumador de los sistemas que se han implantado hasta hoy en los 17 sistemas sanitarios de nuestro Sistema Nacional de Salud no son buenos, no son útiles y desde luego no mejoran sustancialmente la atención que reciben los pacientes o el trabajo de los profesionales que les atienden.

    Y SIGUE OCURRIENDO PERSISTENTEMENTE GRACIAS A LA SORDERA CRÓNICA DE LOS QUE OCUPAN PUESTOS EN SERVICIOS DE SALUD Y MINSAL, SÓLO IMPORTA QUE QUEDE IMPLANTADO EL PROGRAMA Y DE AHI COMO FUNCIONE, ES PROBLEMA DEL USUARIO!!

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, todo es hacerse la foto con un médico frente a la pantalla. Y si el médico no sabe ni coger el ratón, o el programa no es capaz más que de hacerle perder tiempo nadie vuelve a preocuparse

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.