¡Nuevo!

Si no quieres escucharme tendrás que oírme

No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo"

«The Remarkable Rocket»; Oscar Wilde.

1 comentarios:

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.