¡Nuevo!

¿cuantas vidas puedes vivir?

El social media está de moda y a la estela de los grandes han nacido miles de ideas. Algunas son innovadoras, otras no tanto. Cuando alguien sienta precedente y tiene éxito son muchos quienes intentan replicarlo con mejor o peor criterio, sin embargo el usuario es -hasta cierto punto- impredecible. Sin embargo hay cuestiones universales.

Lanzar una red social y pretender que tenga éxito es una idea ambiciosa, más aun cuando el formato ya está explotado por empresas mastodónticas como Facebook, Apple o Google. Y ni siquiera un gran número de usuarios garantiza el éxito como recientemente ha demostrado el fracaso de Ping (la red social integrada en iTunes) o hace algo más sucedió con Google|Buzz. ¿Qué pasará entonces con las redes centradas en la salud?

Hemos visto muchas redes aclamadas como "el Facebook para médicos" y sin embargo ninguna a sumado la cifra de usuarios necesaria para desplazar los focos y provocar un cambio en el flujo de la información sanitaria online. Por el momento el preferido sigue siendo Dr. Google. El por qué del éxito de Google es simple. Unifica servicios, facilita el acceso a los datos y todo ello a cambio de mostrar un poco de publicidad. Por lo tanto Google ofrece un gran valor a un coste ridículo. ¿Ofrecen las redes sanitarias este valor? tal vez sí o tal vez no.

En primer lugar, el valor de un servicio viene dado por sus contenidos y el acceso sencillo a estos (aquí incluyo diseño, velocidad, buscador...). Si hay un desequilibrio en cualquier sentido es muy probable que el proyecto de "Facebook médico" falle. Si la información está en otra web y es más accesible, como sería el propio Facebook, para qué perder el tiempo.

Pero hay más, la mayoría de los usuarios -incluyendo médicos- no sabe lo que quiere. Ni yo mismo sé lo que busco cuando me pierdo siguiendo enlaces a través de la Red. Muchas veces el valor de un sitio/servicio no lo conocemos hasta que lo encontramos. Creedme, cuando encuentre lo que busco en Internet, lo sabré. Y lo sabremos todos. Foursquare es tal vez el mejor ejemplo de cómo una idea en principio inútil e insensata adquiere un enorme valor para determinadas personas.

Con un número de usuarios que crece una media de 18000 al día (ya van 5 millones) Foursquare a dejado de ser un juego. La competición de geolocalización más famosa del mundo ya ha barrido a varios competidores incluyendo al propio Facebook. Y sin embargo cuántos de esos usuarios habrían pensado hace unos años en dar a conocer públicamente su ubicación a cada poco tiempo. El valor de Foursquare ha sido creado y asimilado por todos ellos.

En cualquier caso, si lográramos crear una red social centrada en temas sanitarios con un gran valor añadido y una buena accesibilidad, tampoco así tendríamos el éxito garantizado. Falta lo más importante, que los usuarios decidan invertir en nosotros. Y es que para el usuario compartir sus ideas, sus archivos y sus conocimientos supone un esfuerzo -por mínimo que sea-, por tanto deben escoger la inversión más beneficiosa.

Si hablamos de médicos esto se acentúa. Por lo general el médico no tiene tiempo de invertir mucho tiempo en crear vídeos, hacer podcasts o mantener una presencia fuerte en Facebook. La mayoría aprovechas los huecos de agenda para tareas más lúdicas.

Si piensas que los médicos con un alto perfil digital como Mayol, Bonis, Vicente Baos, Cofiño, Rafa Bravo, Shora, Jomeini, Casado, Emilienko, Rubén Pascual y otros van a invertir su tiempo en ese "Facebook para médicos" para un instante y vuelve a reflexionar. Estos y otros médicos pasan su tiempo en sus blogs, en Facebook, en Twitter y en LinkedIn allí donde sus lectores pasan el tiempo, donde pueden aumentar sus seguidores.

Aunque la mayoría de ellos están dentro del grupo que se conoce como early adopters (usuarios pioneros) es poco probable que elijan dedicar el tiempo limitado del que disponen online para integrarse en cualquiera que sea el último "Facebook médico" recién creado. Si lo hacen no olvides agradecérselo, al fin y al cabo son clientes.

Por último, sí creo que esta expansión de la salud online llegará a captar la atención necesaria entre los médicos. Mientras tanto, y hasta que encontremos ese Dorado seguiremos con curiosidad cualquier iniciativa que nazca aprovechando la increíble oportunidad de ver cómo va creciendo la eSalud.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.