La innovación farmacológica ¿funciona?

La innovación farmacológica ¿funciona?

0 comentarios


El sistema de innovación y acceso a medicamentos a nivel global no funciona. Tomando como estandarte la inequidad acceso a los servicios sanitarios y a los medicamentos, una amalgama de organizaciones se han unido entorno a la campaña "No Es Sano".

Los eslóganes de la campaña dejan claros sus propósitos:

| noessano.org/ y @noessano_org

Epilepsia monitorizada, el próximo hito de los wearables

Epilepsia monitorizada, el próximo hito de los wearables

0 comentarios




No todas las convulsiones son tan aparatosas como en las películas, con sacudidas de todo el cuerpo, babeo espumoso y caídas al suelo. Muchos pacientes afectos de epilepsia tienen dificultades para cuantificar el número de crisis que sufren y sin embargo esta es la base fundamental sobre la que se deciden los cambios de medicación, indicación de cirugía o realización de nuevas pruebas diagnósticas.

Los neurólogos son conscientes de este problema y están viendo cómo otras especialidades, como la Cardiología, se han lanzado al uso de los ponibles (wereables) para monitorizar a sus pacientes. Por ello la última reunión de la Academia Americana de Epilepsia ha contado con la presentación de un sistema de tres dispositivos enfocado a monitorizar al paciente epiléptico.

El primer dispositivo es un monitor de EEG (EEG Patch™) de unos 3x3 cm que registra la actividad eléctrica de una zona del cerebro de forma continua durante 7 días. El segundo, BrainSentinel™, colocado como un brazalete sirve para monitorizar la actividad eléctrica muscular (EMG) durante las convulsiones. Por último, una pulsera puede capturar la actividad convulsiva basándose en cambios en la frecuencia cardíaca, saturación de oxígeno en la sangre y la conductancia eléctica de la piel. Todos los dispositivos están en vías de ser evaluados para su aprobación por la FDA.

Si bien todos estos dispositivos se han diseñado de forma independiente, su presentación conjunta en esta reunión confirma un esfuerzo común en el ámbito de la investigación en eSalud que va dirigido a fortalecer al paciente a la vez que se mejora la capacidad del profesional para el manejo de la enfermedad.

Jugar a Super Mario 3D World es bueno para tu memoria

Jugar a Super Mario 3D World es bueno para tu memoria

0 comentarios


Es importante entender como funciona un sistema para ser capaz de arreglarlo si algo falla. A eso se dedican Craig Stark y Gregory Clemenson en su laboratorio de la University of California, a estudiar la memoria para poner soluciones en enfermedades como la de Alzheimer.

Partiendo de la base de que el entrenamiento es lo que mantiene sano al cerebro (en concreto a la memoria espacial), se propusieron demostrar que este entrenamiento es mejor cuanto mayor es el estímulo. Esto, que ya se había visto en ratas de laboratorio, se diseñó como un estudio en humanos utilizando dos videojuegos.

Un grupo jugó a Super Mario 3D World 30 minutos al día durante 2 semanas, el otro a Angry Birds. La diferencia fundamental es que mientras este último es un videojuego que se desarrolla en dos dimensiones, el primero es tridimensional y eso supone un mayor enriquecimiento del entorno (un mayor estímulo)

Los resultados son más que sorprendentes, cerca de un 12% de mejora respecto al examen inicial en el grupo que jugó a Super Mario.

| seguid jugando

Hemos sobrevivido a las 70.000 maneras de morir del ICD-10

Hemos sobrevivido a las 70.000 maneras de morir del ICD-10

0 comentarios


Ya han pasado 3 semanas y parece que el mundo no se ha resquebrajado. El 1 de octubre de 2015 entraba en vigor en los Estados Unidos la obligatoriedad del uso de los códigos diagnósticos ICD-10, la última versión de la clasificación internacional de enfermedades creada por la OMS que incluye 68.000 códigos para describir problemas de salud de lo más variado.

Y claro, para pasar de los 13.000 códigos de la versión previa a los casi 70.000 de la actual ha hecho falta tirar de imaginación y de ahí surgen códigos cuando menos curiosos como: aspecto personal raro (R46.1), mordido por una orca (W56.21 o si te dejas morder una segunda vez W56.21XD -¿en serio?-), asistencia a una vagina artificial (Z43.7), accidente al hacer punto o al ganchillar (Y93.D1) y por supuesto, el siempre necesario quemaduras por esquíes acuáticos en llamas (V91.07XA).

Como podéis ver, todos ellos códigos imprescindibles, el personal de urgencias sabe de lo que hablo. Desde luego ahora empieza a tener sentido todos esos contadores del "juicio final" que veíamos por la Red avisándonos de que se acercaba el día.

Claro que la cosa se pone un poco más seria cuando para escribir un diagnóstico hay que interpretar códigos como el E08.329 Diabetes mellitus debida a una condición subyacente con retinopatía diabética no proliferativa severa sin edema macular. Y es que hay que leerlo al menos tres veces para entender qué tiene el pobre señor.

Y por claro está, entre tanto código alguno se les tenía que olvidar. Digo esto porque uno puede tener un accidente donde quiera (ópera Y92.253, biblioteca Y92.241, pista de squash Y92.311, huerto Y92.74, la piscina de la cárcel Y92.146...) pero desde luego sería inimaginable que alguien se hiriera, por ejemplo, en un viñedo.

En fin, todo son risas hasta que te succiona la turbina de un avión, y sí, lo has adivinado, también hay un código para eso (y por si repites V97.33XD).

Guías de Resucitación Cardiopulmonar 2015 ¿Qué hay de nuevo, viejo?

Guías de Resucitación Cardiopulmonar 2015 ¿Qué hay de nuevo, viejo?

0 comentarios


Ya tenemos, recién salidas del horno, las nuevas recomendaciones de Reanimación Cardiopulmonar que se actualizan cada 5 años. Y como siempre, aunque ya sabíamos que no se esperaban grandes cambios respecto a las viejas recomendaciones, existen matices para esta nueva versión.

RCP básica del adulto

· Insistir en la importancia de los testigos para reconocer como situación de parada cardiorrespiratoria para activar a los servicios de emergencia, iniciar maniobras de RCP de calidad  y usar un desfibrilador externo automatizado (DEA) a la espera de la atención sanitaria especializada.

· Potenciar al operador telefónico como actor en el diagnóstico y dirección de las maniobras de RCP, así como a la hora de localizar un DEA (su uso en los primeros 3-5 minutos puede lograr supervivencias del 50-70%).

· Enfatizar en la importancia de una RCP de alta calidad y la ventaja de combinar compresiones torácicas con ventilaciones de rescate frente al método “sólo manos”, si bien este es un método válido para personal que no esté formado o cuando no sea posible administrar las ventilaciones.

· Las compresiones deberían comprimir entre 5 y 6 cm el pecho del paciente, con una frecuencia de 100-120 compresiones por minuto y minimizando las paradas a menos de 10 segundos para administrar ventilaciones.

RCP avanzada del adulto

·  Mayor énfasis en el uso de capnografía para monitorización de la posición del tubo endotraqueal, se mantiene la recomendación del uso de parches autoadhesivos para desfibrilar con interrupciones de menos de 5 segundos.

· Los dispositivos mecánicos de compresiones torácicas no se recomiendan de forma rutinaria, pero se consideran “alternativa razonable” en algunas circunstancias.

· Se reconoce el papel de la ecografía periparada para identificar causas reversibles de parada y se plantea la utilidad de las técnicas de soporte vital extracorpóreo en pacientes seleccionados.

· No hay cambios en las recomendaciones de fármacos, pero se abre mayor debate sobre su papel para lograr mejores resultados.

RCP básica pediátrica

· La secuencia de RCP del adulto puede utilizarse con seguridad en niños que no responden y no respiran con normalidad. Es mejor aplicar la secuencia del adulto que no hacer nada.

· La profundidad de las compresiones torácicas en niños debería ser de al menos un tercio del diámetro torácico anteroposterior (para lactantes 4 cm, para niños 5 cm). Las ventilaciones de rescate serán de 1 segundo, para igualarlas a las del adulto.

· Se insiste en la práctica de administrar 5 ventilaciones de rescate antes de iniciar compresiones torácicas a diferencia del adulto y realizar 1 minuto de RCP con ritmo15:2 antes de llamar a emergencias en caso de que no haya respuesta y no sea posible hacerlo por un tercer rescatador.

RCP en el paritorio

· Introducción del término “soporte de transición” para reconocer las situaciones en las que el recién nacido en paritorio precisa intervenciones para el proceso de transición postnatal sin ser estas intervenciones para restaurar funciones vitales.

· Pinzamiento del cordón umbilical demorado al menos un minuto en recién nacidos sin compromiso (tanto a término como pretérmino).

· Se refuerza la importancia de mantener una temperatura entre 36,5 y 37,5ºC para los recién nacidos sin asfixia. Tras el parto, durante el ingreso y su estabilización.

· Meconio: la intubación sistemática no está justificada y debería realizarse únicamente  ante la sospecha de obstrucción traqueal. No debe demorarse el inicio de la ventilación dentro del primer minuto de vida.

· En los prematuros debería usarse inicialmente aire o bien oxígeno a concentraciones bajas (máximo 30%) y ascenderla guiándose por la pulsioximetría.

Se incluyen además un capítulo específico para cuidados tras la resucitación y una sección de primeros auxilios.

| Guías ERC para resucitación 2015