¡Nuevo!

¿Existe la Brecha Digital en eSalud?


Cerca de 3 mil millones de personas tienen acceso a Internet en la actualidad gracias al avance tecnológico y la disminución de costes. Se estima que cerca del 90% de adultos acceden a Internet para buscar información, y en el ámbito de la salud las cifras siguen creciendo. A pesar de esto, muchos usuarios siguen encontrándose con limitaciones a la hora de acceder a información relevante y fidedigna sobre salud. Este fenómeno es especialmente preocupante ante el creciente envejecimiento poblacional, ya que entre adultos mayores la alfabetización digital es todavía minoritaria. Así la población más susceptible a padecer enfermedades crónicas y discapacidad, es al mismo tiempo la más expuesta a la información inadecuada y potencialmente peligrosa para su salud.

¿Es real el analfabetismo tecnológico, existe la brecha digital entre generaciones?

Pese a ser adoptadores tardíos de las nuevas tecnologías, más de la mitad de los adultos mayores de 65 años usan Internet, y casi el 90% de los adultos entre 50 y 64 años. Estas cifras son todavía mayores en cuanto al uso de teléfonos móviles y uno de los usos principales es la búsqueda de información relevante de salud, sobre todo en cuanto a pronóstico, sintomatología y opciones de tratamiento

Un reciente estudio encontró que a pesar de sentirse capacitados para encontrar información sanitaria en Internet los adultos mayores encuestados reconocían no saber evaluar la veracidad de esta. Se vio además que las mujeres son casi tres veces más activas en el uso de la web 2.0 para la búsqueda de información médica, ya que buscarían también información sobre sus familiares.1


Otro dato que puede resultar sorprendente es que casi 4 de cada 10 adultos mayores usan redes sociales como Facebook o Twitter para compartir y buscar información sanitaria y sin diferencias significativas por edad. Y aunque sólo un 20% utiliza teléfonos móviles para acceder a Internet, creen que se trata de un buen medio para buscar información sanitaria pero para ello necesitarían más entrenamiento.

En definitiva, si bien el uso de las herramientas 2.0 puede disminuir con la edad, los hallazgos de este estudio sugieren que su uso para la búsqueda de información sanitaria podría estar creando puentes que cierren esa brecha que parecía extenderse hacia los pacientes de más de 50 años.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.