¡Nuevo!

Google busca entrar en tu farmacia con una píldora de contraseñas

El futuro es ahora. Eso deben pensar en Google para tener esta clase de ideas. Regina Dugan, antigua directora de DARPA, y actual líder de la división de proyectos especiales de Motorola, ha revelado esta semana que la empresa californiana está planeando crear una nueva clase de píldoras, que al ingerirlas proporcionarán conexión segura a todo aquello que requiera de una contraseña o password intransferible. Tal vez la frase anterior sea algo confusa, te recomiendo que la vuelvas a leer. ¿Ya?

Bien, prosigamos. El sistema está basado en un sistema electrónico localizado en el interior de la píldora, la cual puede ser digerida y cuya batería (minúscula, y en principio totalmente segura e inocua) se activará gracias a los jugos gástricos de nuestro estómago, ya que su funcionamiento comienza con su activación gracias a los electrolitos procedentes de los componentes de estas sustancias endógenas, del agua, ácido clorhídrico, cloruro de sodio o bicarbonato. Tras la activación, se emite una señal inalámbrica de 18 bits, que podría ser detectada y procesada desde el exterior. Así, todo nuestro cuerpo se convertiría en una antena, y todo sistema electrónico que requiera de nuestra identificación podría funcionar con nuestro propio organismo como si fuera la llave.

Según las palabras de Dugan, "Mis brazos serán como antenas, mis manos como si fueran pinzas de arranque, cuando toque mi móvil, mi ordenador, mi puerta, mi coche, todo será controlado por mi autorización. Es mi primer super-poder. Quiero eso".

Todo esto, sumado a otro proyecto relacionado con el uso de tatuajes de autentificación que emitirán la señal con la contraseña, pero sin necesidad de tragarse el dispositivo. Supongo que querrán tener algo de variedad, por si acaso no se pueda tener la vía oral disponible. Ya escribimos sobre tatuajes electrónicos, pero que no tenían nada que ver con esto. Sin embargo, también afirman que estos tatuajes de quita y pon podrían usarse como monitores para recopilar la información de tu actividad fisiológica como tu ritmo cardíaco, niveles de actividad y de descanso, pudiendo enviar la información a tu dispositivo móvil. Un sistema que si es lo suficientemente barato, podría masificarse y extenderse como han hecho los smartphones hoy en día. Creo que algún epidemiólogo puede imaginarse el potencial de semejante aparato.

Regina Dugan explicando y mostrando un ejemplo de lo que espera su compañía en una conferencia.



Por ahora son sólo palabras, y los propios responsables afirman que toda esta tecnología aún está lejos de ser cotidiana, pero afirman más pronto que tarde lo será. En principio, la FDA no ve ningún impedimento para su aprobación. Motorola afirma que se puede ingerir 1 píldora al día durante 30 días al mes por el resto de nuestras vidas, sin peligro. Obviamente es imposible saberlo con seguridad, y se requieren ensayos para demostrarlo con pruebas. ¿Podremos los médicos recetar estas pastillas? ¿O será la gente la que decida cuando tomarlo sin necesidad de receta? ¿Habrá problemas con la medicación habitual? ¿Y pueden pacientes enfermos tomarla con seguridad? Nadie conoce la respuesta aún.

Con respecto a otros miedos de la aparición de un Gran Hermano surgido de las farmacias, Google afirma que sólo sabrán si el dispositivo está encendido o no, pero no servirá para rastrear la señal e identificar su origen para tenernos localizados 24 horas desde algún centro secreto de espionaje. Pero vaya usted a saber.

| visto en AllthingsD

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.