¡Nuevo!

Echando una mano

Algoritmo de lavado de manos

El lavado de manos es una de las técnicas de higiene que más vidas puede salvar tanto en el ámbito sanitario como en el día a día. Cuando se hace correctamente y de forma consistente ayuda a prevenir varias enfermedades infecciosas muy frecuentes, sobre todo entre los niños. Además su importancia se conoce desde mediados del siglo XIX gracias a un héroe que nunca será suficientemente reconocido, Ignacio Felipe Semmelweis.

En el ámbito sanitario es la medida que más puede ayudar al control de las tasas de infección nosocomial. Algunos microorganismos están presentes en las manos de más de la mitad de los profesionales sanitarios (rotavirus, candidas, S. aureus, C. difficile) y pueden permanecer allí durante horas.

La OMS identificó ya dentro de su campaña Clean Care is Safer Care los 5 momentos más relevantes para que los profesionales sanitarios nos lavemos las manos: antes y después de tocar al paciente, antes de hacer una técnica aséptica, después de exponerse a fluidos corporales o al entorno del paciente.

Aunque esas son las recomendaciones generales, las consultas son diferentes y se han ideado los momentos para otras situaciones como la consulta pediátrica, el dentista, una vacunación o los centros geriátricos. Podéis verlas todas pulsando para ampliar, en las imágenes que aparecen al inicio de esta entrada (bajo el título). Y si estáis especialmente interesados en el tema siempre podéis descargaros las guías de higiene de manos elaboradas por los CDC.

Existe un algoritmo de lavado clínico de manos con jabón y con alcohogel, igual de importante es hacer un secado correcto. Podéis repasar los pasos en esta animación flash:

Por cierto, que también es muy importante para los profesionales sanitarios conocer la técnica correcta de lavado quirúrgico para la prevención de infecciones nosocomiales, sobre todo las debidas a infección del sitio quirúrgico y bacteriemia.

1 comentarios:

  1. Un adecuado lavado de manos se realiza con agua y jabón, durante un tiempo que dure desde 20 segundos hasta dos minutos y a continuación el enjuague y secado.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.