¡Nuevo!

Efecto Streisand y eSalud

Efecto Streisand es el nombre que se le ha dado en la jerga de internet a un fenómeno que todos hemos experimentado en alguna ocasión. Seguro que todos tenéis una foto de cuando erais pequeños que tus padres se esfuerzan en enseñar una y otra vez. Estoy convencido de que odiáis esa foto y seguro que hay motivos para ello. Pero ¿qué pasaría si uno de tus amigos hubiera visto esa foto y no quisieras que el resto la viera?

Efectivamente, sería difícil de conseguir e incluso contraproducente. El hecho mismo de querer esconderla generaría en tus amigos un impulso magnificado para verla. Y probablemente la persona que ya la ha visto se dedicaría a describir con todo detalle -convenientemente exagerado- cómo de espectacular y graciosa es la foto. Tal vez incluso surgirán dibujos, caricaturas y variaciones más o menos inspiradas de la dichosa foto. Escarnio público que hubiéramos evitado con unos minutos de risas y comentarios tontos.

Pues bien si tomamos este ejemplo y lo aderezamos con tecnopalabrerío 2.0 del estilo: hype, FAIL, meme, PWND!, etc. hemos creado el Efecto Streisand. Cuando este fenómeno sucede en la Red suele haber un trasfondo subversivo, tal y como pasó con las votaciones de Eurovisión 2010 cuando John Cobra o con las portadas "secuestradas" de la revista «El Jueves» o con las fotos de las hijas de Zapatero.

Si lo aplicamos a la eSalud, podemos deducir fácilmente que intentar censurar los contenidos vinculados a la charlatanería o anticientíficos no produciría beneficios. Lo lógico es contrarrestar este efecto con artículos razonados, argumentaciones probadas y discursos de validez. De poco sirve cerrar una web sin estar preparado para cerrar otras mil y educar a la sociedad para que rechace este tipo de contenidos.

Del mismo modo podríamos entender que intentar acallar las críticas vertidas online contra un médico por usuarios -anónimos o no- será contraproducente si no se lleva a cabo desde la argumentación, el diálogo y el respeto. Desde la trinchera de la eSalud no podemos empezar a bombardear a los pacientes

Al igual que en la consulta no mandaríamos callar a nuestros pacientes y que tras un error nunca debemos ocultárselo, en Internet los errores hay que aceptarlos para mejorar y las críticas hay que argumentarlas para construir una mejor relación médico-paciente a través de la eSalud.

Más sobre este fenómeno en la Wikipedia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.