¡Nuevo!

¿Qué es la eSalud?

Podemos encontrar miles de definiciones para este término acuñado hace ya un decenio; aunque en el ámbito científico-sanitario diez años son toda una Era, cuando las decisiones dependen de la clase política, diez años se convierten sólo en dos periodos electorales que hasta el momento sólo han tenido dos preocupaciones centrales. La lucha contra El Terrorismo y La Crisis han ocupado los primeros años de este milenio dejando aparcada una revisión necesaria de los sistemas sanitarios.

Médico con cabeza de ordenadorEn este contexto se entiende que un término que en el ámbito científico resulta tan arcaico como el uso de la electricidad, en el contexto social -más regido por la política y la religión- sea tan novedoso. Decir eSalud o eHealth es como decir Medicina electrónica, una pretensión bastante pobre a día de hoy, dado que gran parte de la actividad sanitaria se basa en el empleo de equipamientos informáticos desde hace años.

La eSalud nació con la radio, con el teléfono, surge del interés social por el conocimiento de la enfermedad y con la voluntad de los científicos por divulgar sus teorías y descubrimientos a la vez que empleaban las TIC para conocerse e intercambiar opiniones.

Hay que dejar de perder el tiempo definiendo, ya que la eSalud la vamos creando cada día. La incorporación de nuevas vías de comunicación con pacientes sólo es una anécdota curiosa porque en su base, la eSalud seguirá naciendo de ese interés por compartir conocimientos. No importa que sea mHealth, Medicina2.0, HCE, telemedicina, etc. lo relevante es que sepamos adaptar las herramientas de las que disponemos en cada momento para atender e informar de la mejor manera posible.

Los pacientes seguirán demandando información sanitaria ya sea a través de la televisión, de la radio, de Internet, por vía telefónica o en cualquier otra herramienta que surja. Lo que debemos garantizar como profesionales es que nuestra voz esté allí donde sea solicitada, firme e inequívoca; claramente diferenciada de la charlatanería y el intrusismo. De ahí la importancia de crear mecanismos de acreditación digitales que brinden a los pacientes la garantía de que detrás de una opinión hay un profesional en quien confiar.

Más que preguntarnos qué es la eSalud y hacia donde nos lleva, tenemos que enfocarnos en hacer camino al andar. Podemos jugar a los futurólogos o podemos ser médicos y enfocarnos en atender a nuestros pacientes allá donde nos necesitan; es decir, en las consultas y en los hospitales, pero también y de una forma específica, en Internet.

La eSalud con todas sus variantes no es más que un medio para llegar a ofrecer una atención integral basada en la prevención. Desde aquí hemos contado los éxitos y los fracasos de la implantación de sistemas de TICs a la Salud y seguiremos haciendo mientras sigamos caminando para mejorar la asistencia sanitaria.

Este post surge gracias a las reflexiones del Dr. Julio Mayol y del Dr. Bonís en «Las leyes de la eHealth».

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.