¡Nuevo!

Contacto Médico-Paciente en la Red (I)

Artículos que componen la serie hasta este momento:

Facebook

Redes Sanitarias o de Salud


No cabe duda de que la inclusión de Internet en el día a día del médico es ya una realidad, con ella surgen nuevos dilemas tanto en el ámbito bioético como en el técnico. La llegada a las consultas del que se ha dado a llamar paciente-informado es cada vez más frecuente y un creciente número de médicos han visto como sus correos electrónicos y perfiles en diferentes redes sociales recibían peticiones y consultas de carácter técnico o personal.

Mientras los pacientes buscan, cada vez más, una atención personalizada fuera de la consulta y del horario de trabajo del médico, los profesionales no están formados en la materia y se encuentran en cierto modo sobrepasados por este fenómeno. Es necesario comenzar a plantearse qué consecuencias tendrá para la relación médico-paciente la capacidad de estos últimos de localizar y contactar a los primeros en Internet a través de Redes Sociales, foros, blogs y demás herramientas que componen la Web 2.0.

Existen estudios sobre este fenómeno y tengo ciertas ideas en el ámbito bioético y de la intimidad que quiero compartir con vosotros para intentar llegar a algunas conclusiones sobre lo que nos depara esta mayor conectividad a los médicos que estamos plenamente integrados en la Red y el salto que supondrá en unos años la llegada a la práctica clínica de miles de colegiados que han nacido ya en la generación de los nativos digitales.

Con este propósito quiero comenzar una serie de artículos que agruparé bajo el mismo título de este post «Contacto médico-paciente en la Red» y me gustaría compartir con vosotros mis ideas de lo que nos deparará el desembarco masivo de las TIC en el ámbito de la bioética, pero más concretamente en lo que respecta a la intimidad e independencia del médico y a la relación médico-paciente. Pero más importante aún, quiero escuchar vuestras experiencias y vuestras impresiones.

¿Seremos capaces de dar respuesta a las pretensiones de nuestros pacientes?
¿Debemos agregar a nuestros pacientes en Facebook o en Redes Sanitarias?
¿Podemos enviar diagnósticos y opiniones clínicas por correo electrónico?

A estas y otras preguntas e inquietudes intentaré responder cada martes y espero que paséis por aquí para comentar y opinar, porque me interesa mucho conocer los puntos de vista de quienes ejercen la profesión y ya se han tenido que enfrentar a estas preguntas -en primera persona o de forma indirecta-. Por cierto, que la primera entrada (quitando esta) estará dedicada al uso de Facebook, si conocéis algún caso interesante o alguna situación curiosa por favor hacedla llegar mediante los comentarios, vía Twitter (@somosmedicina) o por cualquier otro medio de los que podéis encontrar en la hoja de contacto.

8 comentarios:

  1. Hace mucho que espero comentar en un post de esta índole y que mejor que sea mi primera aportación a este blog que desde hace tiempo te sigo gran amigo.

    En la medicina pasa como en derecho, en cualquier momento que das a conocer tu profesión te bombardean de preguntas del tipo: "todo lo que quería saber y no quise acurdir al especialista por tal motivo" (ya no sé cuantas veces me habrán preguntado sobre responsabilidades del arrendador con el arrendatario en tanto se deteriora los útiles de la vivienda) y es más, siendo médicos más y más.

    ¿A dónde quiero llegar?, a que Internet, la señora Internet cual araña teje una red de información infinita da tanta información a la que nos estamos acostumbrando a asimilar y, esto es, que nos fiamos de toda fuente que primera responda a nuestra petición...y ésto no siempre es correcto. No hay nada más peligroso que confiar en una información errónea y miedo me da la gente que suele creer tratarse enfermedades antes de acudir al especialista de turno...y ésto pasa con más frecuencia de la que creemos.

    Bueno, algún día tendré más tiempo para comentar (los parciales me tienen consumido el seso y la lírica) y como siempre aquí rondaré.

    Un saludo desde terra hispalensis.

    ResponderEliminar
  2. Hola Kalambrito, si es ese su verdadero nombre ;)

    Muchas gracias por tu aportación José, como bien reseñas, es cada vez mayor el volumen de preguntas que esta recibiendo cualquier tipo de profesional a través de la Red.

    En el caso de los médicos (o cualquier otro personal sanitario) entra en juego además un aspecto ético de privacidad y de confianza que complica mucho las cosas.

    Te invito a que pases esta tarde o mañana y leas el post sobre la relación médico-paciente en Facebook que estoy a punto de publicar. Muchas gracias una vez más por tu tiempo y por tus opiniones.

    Un saludo, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Sobre los determinantes del uso del email y la recomendación de búsqueda de información sobre salud en Internet de los profesionales sanitarios a sus pacientes quiza pueda ser de vuestro interés los resultados de nuestra investigación:

    Internet information and email: shaping professional / patients relationship

    http://www.ictconsequences.net/2009/11/27/internet-information-and-email-shaping-professional-patients-relationship/

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, lo tendré en cuenta. Estaba dudando sobre si incluir una reflexión sobre el uso del correo electrónico ya que no encaja en la categoría del herramientas sociales del estilo de Facebook, Twitter... lo que llamamos Web 2.0
    Sin embargo es uno de los servicios más extendidos hoy por hoy para el contacto médico-paciente y el que mejor conserva las condiciones de intimidad de la relación. Creo que también tendremos que hablar del mail ;)
    ¡Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, lo tendré en cuenta. Estaba dudando sobre si incluir una reflexión sobre el uso del correo electrónico ya que no encaja en la categoría del herramientas sociales del estilo de Facebook, Twitter... lo que llamamos Web 2.0
    Sin embargo es uno de los servicios más extendidos hoy por hoy para el contacto médico-paciente y el que mejor conserva las condiciones de intimidad de la relación. Creo que también tendremos que hablar del mail ;)
    ¡Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  6. Estimado autor
    Solicitamos permiso para reproducir este post (y su continuación en la parte II) en Medicalia.org
    Por supuesto se realizará la correspondiente atribución de autoría con enlace a SomosMedicina.
    Saludos,
    Carlos

    ResponderEliminar
  7. Hola Carlos, este artículo, como todos los publicados en Somos Medicina están licenciados bajo Creative Commons por lo que sois libres de difundirlo, reproducirlo y modificarlo cuanto queráis citando la fuente original y sin emplearlo para fines comerciales de forma directa (entendido como venta directa)

    ResponderEliminar
  8. S0y el dr. hdez de mexic0 c0nsider0 que el us0 de la red trae c0nsig0 una gran apertura siembarg0 c0nsider0 prestar mucha atenci0n a la privacidad medico paciente o paciente 0d0ntolog0 debid0 a que n0 es facil la ec0n0mia p0r aca y est0 p0dria mal inf0rmar al public0 el c0st0 de nuestr0s h0n0rari0s recordem0s que es la generad0ra de nuestra riqueza reciban un c0rdialsalud0

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.