Somos Medicina

SALUD EN UN MUNDO DIGITAL

Realidad Virtual para que los niños no sientan miedo en el hospital


Todo nace de un regalo, a Jonathan Ashmore le regalaron una cámara que graba en 360º. Resulta que Jonathan es médico radiólogo especializado en resonancia magnética en el King's College de Londres.

El Dr. Ashmore está habituado a ver cómo los niños llegan aterrados a la unidad de Resonancia Magnética y decidió hacer algo. Se grabó a si mismo explicando qué se siente durante esta prueba de imagen y qué sucede tanto fuera, como dentro de la sala donde se encuentra el niño.

Pronto transformaron estos vídeos en una aplicación de realidad virtual para Android. Permitir a los niños que van a someterse a una prueba, vivir la experiencia de forma virtual puede ayudarles a disminuir su ansiedad frente a la misma y a quitar el miedo inherente a lo desconocido.

Aunque las primeras pruebas fueron en 2014 ahora está disponible en la Play Store (sólo en inglés, of course), como la primera aplicación de realidad virtual diseñada para Pediatría. Puede usarse en formato realidad virtual o en forma de vídeos "de los de toda la vida", para quienes no tengan gafas de realidad virtual.

Por el momento las valoraciones son totalmente positivas. Prometen que llegarán pronto a iOS.

Aplicaciones móviles usadas para ayudar a los refugiados sirios


El Dr. Tiem Shamy es uno de los dos únicos pediatras que quedan para atender a los 120.000 niños sirios que todavía siguen vivos e intentan escapar de Aleppo. Una población que vive privada del acceso a las medidas sanitarias más básicas y asediada por la guerra.

Pero incluso en las condiciones más desfavorables el Dr. Shamy intenta prestar a sus pacientes una asistencia de calidad, basada en evidencia y con las máximas garantías de éxito. Para ello ha decidido hacer uso de su teléfono y dos aplicaciones que le ayudan a tomar las mejores decisiones clínicas.

En primer lugar UpToDate, podríamos llamarlo la Wikipedia para Médicos. Contiene temas redactados por 6500 especialistas, que son actualizados con relativa frecuencia. Evidencia, experiencia y trabajo colaborativo con una cuidada edición de los temas más variados.

Para completar la oferta: 170 calculadoras médicas, información de más de 5500 medicamentos y hojas informativas para pacientes. Aunque la aplicación es gratuita, requiere suscripción (la mayoría de instituciones tienen una, pregunta en tu biblioteca).

Figure 1, en este caso se trata de una red social, algo así como el Instagram médico. Sin embargo sus usos son más amplios que los de la red social de moda. Permite compartir imágenes, pero también realizar preguntas a toda la comunidad o de forma privada y conocer especialistas de diferentes áreas.

Cuenta el Dr. Shamy que cuando tuvo dudas con una dosis de vancomicina para tratar a un prematuro recibió respuesta a través de Figure 1. Un relato similar al del Dr. Masri, un canadiense que trabaja para Médicos Sin Fronteras; cuando ni él ni sus colegas libaneses daban con la respuesta para una úlcera en la mano de un paciente recurrieron a Figure 1, la respuesta llegó en pocos minutos: leishmaniasis.

También otras aplicaciones más tradicionales ayudan a los médicos, como la aplicación móvil del clásico manual de Pediatria Nelson que acompaña al Shamy en su día a día. Por no hablar de la utilidad de otras funciones más básicas como el email, la calculadora o la propia cámara.

Por supuesto habrá muchas otras aplicaciones útiles, si quieres puedes dejarnos en los comentarios cuáles son las aplicaciones sanitarias que utilizas en tu día a día.

| Descargar Uptodate    
| Descargar Figure1     

La mayoría de los Millennials no parecen interesados en monitorizar su Salud

Parece que ni todos los Millennials adoran la tecnología, ni quieren monitorizar su salud como pensábamos. O al menos así lo han manifestado en una encuesta (informal) con respuestas provenientes mayoritariamente de Hungría y Estados Unidos.

En lo que sí concuerda la Generación Y es en su interés por la Salud. Casi el 80% cree que está, al menos tan preocupado como lo estaban sus abuelos por la Salud.

¿Crees que te preocupas por tu salud más que tu abuelo?



Pero aunque el interés parece existir, lo cierto es que los Millennials no buscan de forma mayoritaria una monitorización de la salud a través de aplicaciones o accesorios ponibles.

Conocen un amplio abanico de aplicaciones móviles que permiten registrar la actividad física, pero cuando les preguntamos sobre ellas, solamente un 16% las usa de forma habitual y solo un 28% estaría dispuesto a utilizar un dispositivo para monitorizar su salud.

¿usas alguna app de salud?   ¿estás dispuesto a monitorizar tu salud?




Igualmente, conocen el mercado de los wearables. Pero la mayoría únicamente el Apple Watch, frente a otras alternativas mejores en el campo de la salud, como FitBit o Garmin.

Y aunque la gran mayoría (70%) creen los cambios para mejorar los hábitos de salud se basan en las relaciones sociales, únicamente un 18% piensa que las nuevas tecnologías juegan un papel importante en las decisiones que tomamos sobre nuestra salud.

Encontrar la motivación para un estilo de vida sano es sumamente complicado, pues la elección saludable no suele ser la más fácil. Mientras convencemos a las autoridades sanitarias de la importancia de hacer menos accesibles los hábitos perjudiciales, la tecnología nos puede ayudar a interaccionar con otros que nos hagan seguir mejorando, a través de medición de constantes, jueguización de la salud y creando redes de apoyo.

La tecnología por si misma no va a hacer que nuestra salud mejore, pero quizá un buen uso de las herramientas digitales nos ponga en una posición que haga más fácil optar por la decisión saludable.

Parir en casa con una doula

Vivimos el auge del movimiento "antimedicina". Tenemos anti-vacunas, negacionistas y un montón de estafadores que se aprovechan de un sector de la población que desconfía de todo lo que no tenga la etiqueta de "Bio", "Natural" o "sin químicos".

Los antivacunas, con gran poder en otras zonas, siguen siendo una minoría aislada en nuestro medio. Si bien no dejan de ser un peligro evidente.

Sin embargo, otra consecuencia peligrosa del mensaje "antimedicina" es el repunte de partos no controlados en el domicilio. Y una variante de estos partos no controlados son aquellos en los que hace acto de presencia una doula.

¿qué es una Doula?




Así, medio en broma, es fácil entender por qué parir siguiendo las recomendaciones de una Doula no es una buena idea. Pero si queréis información un poco más en serio, es totalmente recomendable visitar la web del Consejo General de Enfermería donde presentan su Informe Doulas.

Obviamente no todas las doulas promueven una actitud anticientífica y peligrosa, como es cierto que hay médicos que recetan homeopatía.