¡Nuevo!

Contra la Violencia Familiar

Hoy es el Día de la Lucha Contra la Violencia de Género. En los últimos años se ha popularizado este término políticamente correcto que pretende abarcar también esos casos en los que la tortilla se vuelve y es la mujer quien maltrata al hombre.

Hasta aquí me parece bien, pero creo que pese a ese intento por igualar lo inigualable (las cifras no son comparables) se ha dado la espalda a una parte importante de quienes sufren este tipo de maltrato. Los niños, como parte más vulnerable del ámbito familiar son quienes más sufren este tipo de violencia (física o psicológica).

Por eso me gustaría dejar de oír los términos Violencia Machista/de Género/Doméstica y empezar a difundir el concepto de Violencia Familiar ya que afecta a todos -niños, primos, tías, abuelas, hermanas, etc.-

Me reafirmo en esta idea después de escuchar el conmovedor testimonio de una escuchante del programa «En Días como Hoy» de RNE que relataba con amargura cómo le está pasando factura en su vida adulta los maltratos que su madre sufrió cuando ella era una niña.

Por eso, contra la Violencia Familiar ¡Todas y Todos a Una!
[Ministerio de Igualdad | YouTube | 0:42]

Y por cierto, que en esto de la Violencia Familiar también juega un importante papel la Teleasistencia para la protección de aquellas víctimas que denunciaron a sus agresores.

2 comentarios:

  1. Acabo de leer atentamente éste artículo y su comentario, y la verdad que me parece bien que sea expuesto así...como algo que sucede en todos los ámbitos y sin discriminación ni consideración de edad,género, estrato social ni parentesco
    .Lo que me parece lamentable es notar como en forma desmedida y hasta desproporcionada todo ésto vá creciendo en nuestras sociedades organizadas y que por más que los informes de casi todo nivel revelan una evolución en muchas áreas, en la familia- seno de toda sociedad- estamos retrocediendo y hasta mutilando las emociones y lazos que nos podrían dar una vida más sana y acorde con lo que debería ser un hogar.
    Duele muchísimo persivir como muchos pretenden acallar a las víctimas de violencia física, verbal o psicológica; es como un mensaje macabro que se envía a las personas afectadas...donde se les dice: "Callen, no hay nada que hacer...no queremos saber de su dolor,¿están seguros que no hicieron nada cómo para merecer lo que hoy los hace miserables?"
    Y yo me pregunto: ¿ por qué hay que callar una injusticia, un mal trato, un dolor o un desgarro del alma? ¿Qué nos pasa cómo seres humanos que alguién la pase muy mal o hasta que pierda su vida y dignidad, su sanidad física como la mental NO NOS IMPORTA.. con tal de no tener que comprometernos? ¿A qué tenemos temor?¿Por qué no comprendemos que nadie está excento de equivocarse con la relación que forma y quien parecía un ser normal puede transformarse en un agresor brutal?¿¿¿¿Por qué PREFERIMOS NO SABER????
    ¿EN QUÉ GRUPO ESTÁS, EN EL QUE HACE OIDOS SORDOS,DISCRIMINA Y JUZGA, O EN AQUEL QUE SE PREOCUPA Y OCUPA POR UNA FAMILIA CON PERSONAS CON UNA SALUD FÍSICA,MENTAL Y EMOCIONAL DIGNA? PAOLA

    ResponderEliminar
  2. Una mujer que se esconde,
    que oculta daños a todos,
    evita mostrar los golpes,
    se encuentra hundida en el lodo,
    acumula las lesiones…
    y se hunde más en el foso.

    Suena la puerta. La llave.
    Entra. Ruido. Se acerca.
    Hoy ha bebido. Y lo sabe.
    Una puerta que se cierra.
    “¡Niña!¡Golfa!¡Mala madre!”
    Pasos. Golpes. Ya se acerca.
    “¿A dónde fuiste esta tarde?”
    “A ningún sitio”- Contestas.
    Temblor en la voz. Que pare.
    Lloras. Temes. Gimes. Rezas.
    “Por favor, que no me mate”.
    Ya llegó. Abre tu puerta.
    No sabes cómo mirarle.
    “¡¿Qué haces?! ¡¿Por qué te encierras?!”
    Solo tratas de explicarte.
    Primer golpe. No lo yerra.
    Huyes. Tratas de escaparte.
    Te ha cogido. No te deja.
    Y ya ha vuelto a golpearte.
    Caes al suelo. Te ves muerta.
    Ojalá se canse antes.

    Te desprecia. No te quiere.
    Siempre quiere controlarte.
    No es amor lo que te tiene.
    Los celos no son garante.
    No lo hagas. Ni lo pienses.
    Decídete a denunciarle.
    Te echaste atrás otras veces.
    Y ya ha vuelto a maltratarte.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.