¡Nuevo!

El 'nacido muerto' que resucitó.

La aparentemente milagrosa "resurrección" de un neonato al que inicialmente se declaró 'nacido muerto' en el norte de Israel el pasado día 18 de agosto, ha traido de cabeza a los médicos del país y a los medios de prensa.

El médico que asistía el parto, declaró al neonato (prematuro durante la 23ª semana de embarazo) 'nacido muerto' y comunicó la noticia a los progenitores. El cadaver del niño, transportado a la morgue del hospital, fue introducido en una cámara frigorífica. Cuando seis horas más tarde los abatidos padres acudían a recoger el cadaver de su hijo quedaron atónitos al ver como el bebé respiraba y tenía un débil pulso. El bebé fue ingresado de urgencia el la UCI donde lamentablemente falleció durante la mañana del día siguiente, según comunicaba Moshe Daniel, director del hospital Nahariya donde tuvo lugar el suceso.

"Existe un cierto numero de casos bien documentados de adultos y niños que se ahogaron en agua a temperaturas muy bajas, e incluso quedaron atrapados bajo hielo durante horas; y fueron revividos con éxito después" comentó Alistair Jan Gunn, un profesor de psicología y pediatría en la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) a LiveScience. "Desde luego, esta técnica se usa de rutina para realizar los bypass cardíacos actualmente".

Y es que disminuir la temperatura corporal puede inducir un estado de animación suspendida durante el cual el metabolismo se reduce hasta tal punto que el oxígeno necesario para sobrevivir es casi nulo.

Ciertos experimentos, como los llevados a cabo por Hasan Alam en el Hospital General de Massachusetts, lograron mantener con vida a animales como cerdos y perros con heridas y pérdidas de sangre que hubieran sido fatales en condiciones normales. Durante los mismos, se indujo a los animales un estado de animación suspendida mientras eran intervenidos.

Un caso más famoso es el del jugador de los Buffalo Bills, Kevin Everett que se recuperó el año pasado de una lesión medular gracias, en parte, al tratamiento con hipotermia inducida tras su accidente. Su doctor, Andrew Cappucino, quedó tan convencido con la eficacia de la terapia que prometió volver a usarla a la revista Sports Illustrated.

Sin embargo estas teorías también tienen sus detractores, como por ejemplo el Dr. Ehrenkranz, quien se confesó escéptico en el caso del niño israelí: "aunque he leido el informe, todavía me cuesta creer, habitualmente las bajas temperaturas tienen un efecto letal en bebés prematuros". Otros como el Dr. Gunn desconfían de la veracidad de la 'primera muerte' del neonato porque "aún no se nos ha dicho cómo se diagnosticó al neonato de 'nacido muerto'

Vía LiveScience (inglés)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de expresar tus opiniones pero muestra respeto por los demás y por nuestra politica de contenido.